Acesso à informaçãoFaltam 23 dias para a Copa


Animales

  • Introducción
  • Invertebrados
  • Vertebrados
  • La fauna del Jardín Botánico

    El Jardín Botánico es cercano al Parque Nacional da Tijuca, con una grande área de mata preservada. Esta proximidad permite el acceso de varias especies de animales que utilizan el Jardín Botánico naturalmente y de muchas maneras. Hay un grande número de nidos, especies establecidas en el jardín o en las áreas preservadas y que utilizan el jardín para alimentarse.

    Para asegurar las demandas relacionadas a esta fauna fue creado el Proyecto de Conservación de la Fauna del Jardín Botánico (PCF), que actúa en diversas frentes de protección, investigación e investigación de la fauna en el Jardín Botánico. El PCF es responsable por la identificación y la recopilación de datos acerca de los animales, realiza investigaciones en ecología y comportamiento animal, además de orientar los visitantes y colaboradores sobre la mejor manera de ser relacionar con los animales de forma a que no sufran perjuicio.

    Nos ayuden a cuidar a la fauna del Jardín

    No alimente a los animales, con cualquier tipo de comida;
    no intentes tocar los animales o se acercar demasiado de ellos;
    no deje a las mascotas en el Jardín o en sus cercanías;

    • Invertebrados

      • Jimmy Baikovicius - 2013
      • Gustavo Rocha Lopes - 2010
      • Laboratório de Fitossanidade - 2014
      • Marcos Gonzalez - 2014

      Los insectos que viven en el Jardín Botánico o que lo frecuentan eventualmente, pueden ser conocidos por intermedio de la colección de insectos adultos e inmaturos colectados en las plantas del arboreto, principalmente los insectos dañosos.

      El principal objetivo del acervo entomológico, situado en el Laboratorio de Fitosanidad es estudiar las ocurrencias de esos insectos. Los insectos estudiados en el laboratorio son las hormigas (Hymenoptera: Formicidae) y las termitas (Isoptera) de suelo y arbóreas, además de las brocas (Coleoptera) asociadas a las palmeras imperiales y a los árboles de mangos, las abejas nativas sin aguijón y también los mosquitos y las moscas (Diptera) encontrados en proyectos con instituciones científicas asociadas. Los especímenes colectados son comparados con experimentos científicos para estudiar las comunidades de insectos existentes en otras áreas verdes urbanas del Estado de Río de Janeiro, como parques, plazas y mangles, con enfoque en hormigas, termitas y brocas.

      En el Jardín Botánico es posible también observas las plantas insectívoras que se “alimentan” de insectos y son popularmente conocidas como carnívoras. En efecto, ellas son capaces de capturar y digerir insectos por medio de jugos secretados por glándulas especiales, con el fin de obtener nitrógeno, un elemento esencial a la vida. Algunas de ellas poseen solo una secreción pegajosa, sin que haya movimiento de la planta, otras presentan formas especiales adecuadas a la captura de sus presas. En este último caso, las hojas (tubos o urnas) actúan en la captura del insecto. Ninguna depende, entre tanto, exclusivamente de la captura animal para su alimentación, pues, como otras plantas, ellas sintetizan su proprio alimento por medio del proceso de la fotosíntesis.

       

       

      • Vertebrados

        • Axel Katz - 2012
        • Marcos Gonzalez - 2014
        • Marcos Gonzalez - 2014
        • Marcos Gonzalez - 2014
        • Jimmy Baikovicius - 2013
        • André Lima - 2012
        • Jimmy Baikovicius - 2013
        • Jimmy Baikovicius - 2013
        • Jimmy Baikovicius - 2013

        Mamíferos

        Hay muchos mamíferos que viven en el Jardín, como las ardillas (Sciurus ingrami), las zarigüeyas lanudas pardas (Caluromys philander, Monodelphis americana) entre otros que son solamente avistados por la noche, como las zarigüeyas brasileñas (Didelphis aurita), puercoespines de cola larga (Coendou villosus) y mapaches australes (Procyon cancrivorus).

        También hay los queridos del público, como el perezoso bayo (Bradypus variegatus), que puede ser visto ocasionalmente en el jardín, y los capuchinos negros (Sapajus nigritus), ambas especies de la Foresta Atlántica. A pesar de que se han adaptado bien al Jardín Botánico y al PNT, los capuchinos son considerados amenazados por la Red List de la IUCN en la categoría VULNERABLE. Son los únicos primates que se han adaptado y sobrevivido al ambiente urbano de un total de ocho especies originales. Entre las especies más queridas del público tenemos un primate turista: el tití (Callithrix jacchus y Callithrix penicillata), originales del Nordeste y Centro-Oeste. A ellos, se los consideran animales invasores en Río de Janeiro, y ellos conquistan espacio gracias a su capacidad de supervivencia y reproducción. Como no son originales de la región, ellos se volvieron en predadores eficientes y contribuyen al empobrecimiento de la biodiversidad y la extinción de las especies nativas.

        Los mamíferos son más fácilmente avistados durante la noche, cuando salen de sus madrigueras y guaridas, pero los más famosos son las zarigüeyas brasileñas (Didelphis aurita), marsupiales muy bien adaptados al ambiente urbano y puercoespines (Coendou espinosus), roedores arborícolas que tienen pelos especiales cambiados en espinos y utilizan cables eléctricos y postes de la ciudad para travesar de un árbol a otro.

        Hay muchos mamíferos que pueden ser avistados fácilmente, como los mapaches australes (Procyon cancrivorus) las delicadas pacas (Cuniculus paca) y tantos otros pequeños (y algunos grandotes) animales de varias especies y familias.

        Los diferentes murciélagos que habitan en las aleas a la noche realizan un incansable trabajo de polinización y dispersión de semillas, ayudando a tornar el Jardín Botánico más florido y también la ciudad de Río. Los murciélagos del Jardín Botánico pueden ser mejor conocidos durante los paseos nocturnos ofrecidos al público y que ocurren mensualmente.

         
        • José Renato C. Alves - 2005
        • Antonio Carlos de Freitas - 2006
        • Antonio Carlos Iglesias - 2011
        • Augusto Frederico Burle Jr. - 2010
        • Augusto Valente - 2012
        • Flavio de Souza Pereira da Silva - 2012
        • Augusto Valente - 2012
        • Paulo Victor - 2012
        • Monica Leme - 2012
        • Luis Felipe Baroni Jr. - 2012
        • Laizer Fishenfeld - 2012
        • Luiz Felipe S. Baroni - 2009
        • Jimmy Baikovicius - 2013
        • Jimmy Baikovicius - 2013
        • Roberto Guimarães - 2012
        • Laizer Fishenfeld - 2009
        • Antonio Carlos Iglesias - 2012
        • Jimmy Baikovicius - 2013
        • André Ribeiro de Araujo - 2009
        • Christiane Canto de Oliveira - 2010

        Aves

        Algunos libros y guías de campo han sido publicados con informaciones sobre la rica ornitofauna del JBRJ. Entre esos trabajos pueden destacarse una relación de aves catalogas por el ornitólogo Augusto Ruschi (1916-1986), con 138 especies de 34 familias entre 1940 y 1980. Otros títulos están siendo publicados a lo largo de los años, enriqueciendo y actualizando las listas para otros observadores de aves que visitan las aleas del Jardín Botánico del Río de Janeiro. Uno de los más recientes y completos es el “Aves do Jardim Botânico do Rio de Janeiro – Guia de campo” escrito por Lena Trindade, Henrique Pinto y Plínio Senna.

        Entre las varias especies del jardín, es posibles destacar los chingolos (Zonotrichia capensis), benteveos (Pitangus sulphuratus), titirijí cabecigrís (Todirostrum poliocephalum), tangaras (Tangara sayaca, Tangara palmarum, Tangara seledon y Tangara cyanocephala), aratingas (Aratinga auricapillus y Aratinga jandaya), Pyrruras (Pirrura frontalis), garzas (Egretta thula, Ardea alba), gavilanes (Rupornis magnirostris, Pseudastur albicolis) entre tantas otras.

        Algunas especies visitan el jardín ocasionalmente, migrando o se escondiendo en el invierno, como el ermitaño picosierra (Ramphodon naevius), el diamante pechizafiro (Amazilia láctea), el colibrí colirrojo (Clutolaema rubricauda), ermitaños de pico-negro (Phaethornis eurynome) y ermitaños chicos bronceados (Phaethornis squalidus).

        Hay también aquellos que son siempre avistados y muy populares, como la pava chica (Penelope supeciliaris) y el tucán de pico acanalado (Ramphastos vitellinus) que fue reintroducido en Río de Janeiro en la década de 1960 después de ser casi extinto en la región.

         
        • Marcos Gonzalez - 2014
        • Marcos Gonzalez - 2014

        Répteis

        Hay tres especies de tortugas en el Jardín Botánico, y las más famosas, que habitan en el Lago de las Tortugas son animales exóticos de dos especies: tortugas pintadas de los EE.UU y tortuga tigre de río del sur de Brasil. (Trachemys scripta y Trachemys dorbigni). Esos animales, creados como domésticos, fueron abandonados por personas irresponsables en el Jardín Botánico a lo largo de muchos años y ahora están abrigados y son controlados para evitarse una amenaza al medio ambiente y asegurase su bien estar. Las tortugas pueden ser vistas todos los días tomando sol perezosamente cerca de la fuente en el lago.

        La tercera especie, brasileña es la tortuga cabeza de sapo o de los arroyos (Phrynops sp.) que vive en el Lago Frey Leandro y puede ser avistada, ocasionalmente sobre las Victorias regias o nadando.

        Muchos lagartos son parte de la fauna del Jardín Botánico, entre ellos está el lagarto común (Tropidurus torquatus), a quien le gusta lagartear al sol de la Gruta Karl Glasl y el lagarto overo (Salvator merianae), que se esconde en áreas de vegetación más densa. Además, tenemos registros de cobras, como boas constrictoras (Boa constrictor) y cobras verdes (Liophis sp.) que, en su rutina natural, no son peligrosas a los visitantes.

         
        • Marcos Gonzalez - 2014
        • Marcos Gonzalez - 2014

        Peces

        Algunas especies de pez pueden ser avistadas en los lagos del Jardín Botánica, distinguidas entre exóticas como las carpas del Jardín Japonés y las cachamas y las tarariras del Lago Frey Leandro y las nativas como los Carás y cascudos en masas de agua en el Jardín Botánico.

         

        Anfibios

        Hay muchas especies de anfibios en el Jardín Botánico contribuyendo hacia la biodiversidad y los sonidos de la noche. Son los sapos y las ranas que ayudan en el control de insectos y están presentes en la alimentación de diversos predadores, como murciélagos, primates y aves. Los batracios del Jardín Botánicos son las estrellas, junto a los murciélagos, de los paseos nocturnos guiados por el Equipo de Fauna.